La ciudad quita mural en medio de controversia

por Rick Mercurio

Los funcionarios de la ciudad de Escondido precipitadamente exigieron el retiro de un mural creado por estudiantes de una pared de la galería de arte privada el septiembre pasado. El poder de la ciudad de dictar la ubicación del arte en la propiedad privada y la manera en la cual la ciudad ejerce esta autoridad, plantean preguntas inquietantes.

El mural de $3.500,00 fue la culminación de un programa patrocinado por el Instituto transfronterizo de la Universidad de San Diego (University of San Diego’s Trans-Border Institute) y la Fundación de Sociedades Abiertas (Open Society Foundation). Los estudiantes de escuela secundaria de Escondido habían estado asistiendo a talleres intensivos durante el verano de 2013 y 2014. Exploraban sus historias personales acerca de la compleja realidad de inmigración para los residentes extranjeros y nativos. El objetivo era crear las posibilidades de la participación de la comunidad y construir puentes dentro del telar social de Escondido.

Jon Lowenstein, un galardonado fotógrafo de Chicago, proporcionó su orientación y talento artístico. Los estudiantes reunieron sus fotos y sus historias, luego trabajaron con un experto en diseño de los Países Bajos para compilar un foto-documental. Esto fue hecho en un libro, titulado “Escondido en Escondido”. El libro fue plasmado en un mural de vinil adhesivo horizontal de 110 pies largo y cerca de dos pies de alto.

El mural y el libro se celebraron con una fiesta de lanzamiento el 24 de septiembre de 2014, en la galería de arte Municipal de Escondido en 262 E. Grand E. Se había colocado el mural en la pared exterior de la galería a lo largo de Juniper St. al nivel de los ojos. El trabajo fue diseñado para ser participativo, invitando a los transeúntes para agregar sus propias historias y reacciones en el espacio en blanco que rodeaba las fotos y la impresión.

Para la semana próxima, ya habían quitado el mural.

Escondido interviene

En la Galería Municipal, que había colaborado con los talleres de estudiantes, recibieron dos correos electrónicos del personal de la ciudad de Escondido, según el gerente de la galería, Chris Moats. Por lo menos un correo electrónico era de Joyce Masterson, Director del Desarrollo Económico y Relaciones Comunitarias.

Masterson escribió que el mural debe ser quitado al final del día laboral, porque no había sido aprobado por el comité de aspecto de la ciudad. Según Moats, el correo electrónico dijo que el mural “no plantea la mejor imagen de Escondido, especialmente teniendo en cuenta que la noche próxima es el fin de temporada del gran paseo”

Aunque la mayoría de comentarios escritos agregados son personales y positivos, algunos incluyen lenguaje obsceno y comentarios derogatorios sobre policía. La Galería tenía aerosol pintado sobre los comentarios abiertamente ofensivos, conservando el resto, pero irónicamente, la pintura excedente agregó la percepción de vandalismo

Moats no estaba contento con la brusquedad de la decisión. “Fue doloroso saber que no nos dieron una opción para solucionarlo”, dijo. “El correo tenía un tono amenazante, como un “NO” grande”

La ciudad citó su política sobre murales, que entre otros requisitos, exige la aprobación del dueño de la propiedad. La ciudad en contactó al propietario, que al parecer no quería el mural. El director ejecutivo de la galería, Wendy Wilson, estaba de vacaciones fuera de la ciudad. Así que la ciudad contactó al Presidente de la Junta de la galería, Woody Woodaman, quien decidió quitar el mural en lugar de dejar que la ciudad lo hiciera. En el proceso de quitarlo, el mural fue destruido. Woodaman no respondió a la petición de la Alianza para saber su punto de vista.

Masterson defendió su decisión. “El mural fue borrado con pintura rosa y violeta”, dijo. “Parecía destrozado. La ciudad había enviado a la galería su política en el momento del evento Amgen (2013),”ella insistió. “Que no intentábamos determinar la expresión artística. La habríamos aceptado si lo hubieran quitado, y luego haber obtenido la aprobación para luego, ponerlo de nuevo.”

El Comité de Apariencia

La ciudad que tenía autoridad de vida y muerte sobre este mural se llama Comité de Apariencia (Appearance Committee). Está compuesto por representantes de varios departamentos de la ciudad, incluyendo el manejo de riesgos, ingeniería, obras públicas, mantenimiento, planificación e ingeniería. Su creación fue una decisión interna, hecha por el administrador de la ciudad Clay Phillips, de acuerdo a Jay Petrek, Asistente del Director de Planificación. “No hay pautas escritas de la Comisión,” dijo Petrek. “Es más como una colección de ideas”.

Petrek, dijo que la Comisión no habría juzgado la calidad artística, sino que siguieron los requisitos de mantenimiento y anti-grafiti. La ciudad tiene la autoridad de zonificación del estado de California, la cual le da a las ciudades el poder de determinar el aspecto exterior de propiedades privadas, incluso el color. Petrek, dijo que las restricciones son aún más estrictas en el centro de Escondido. “La ciudad lleva a cabo la revisión de diseño, aprobación de materiales y elementos arquitectónicos.”

Escondido tiene una Comisión de arte pública designada, cuyos miembros tienen algún grado de especialización. Este organismo recomienda el arte financiada con fondos públicos en la ciudad. Sus talentos son aparentemente desaprovechados por el Comité de Apariencia cuando toma decisiones con respecto a la expresión artística en la propiedad privada.

Las voces de la disconformidad

Everard Meade, el director del Instituto Trans-Fronterizo USD, quien técnicamente era dueño del mural, no estaba satisfecho con el enfoque de la ciudad. “Los estudiantes que crearon el mural estaban muy orgullosos de él”, dijo. Cuando vio que había sido quitado, llamó al teléfono de grafiti de la ciudad y el departamento de mantenimiento “me dijeron no habían recibido ninguna queja, y no sabían por qué lo habían quitado. Luego hablé con Joyce Masterson.”

“Ella dijo que necesitábamos un permiso”, dijo Meade. “Ella también dijo en términos nada inciertos que le resultaba desagradable, que no daba la imagen adecuada para el centro. Echó un vistazo, vio algo de escritura y pintura derramada y tomó la decisión de quitarlo. Fuertemente sospecho que no les gustaba y que estaban buscando una manera de quitarlo antes del evento ‘Grand Cruisin ‘.”

Meade también dijo: “la ironía más grande es que lo que la ciudad clasificó como feo, fueron las características del mural que más resaltaron los estudiantes que lo crearon – interactivo, personal y participativo.”

Meade cree que la ciudad perdió un momento de aprendizaje para los estudiantes. “Esto pudo haber sido una circunstancia de falta de comunicación entre la galería y la ciudad, pero la urgencia de quitar el mural era falsa,” él dijo. “Debieron haber cortado una rienda más larga para los niños de secundaria de Escondido, que vinieron de diversos orígenes socioeconómicos y políticos”.

“No pude haber soñado con un proyecto mejor para Escondido, con su Centro de las Artes y su reputación como un centro de arte”, dijo Meade. “Lowenstein es un artista famosa  de fotos, y la ciudad no hizo ningún intento de contactarlo, mucho menos los estudiantes. La ciudad era reactiva y mano dura, y debieron haber hecho un mejor esfuerzo para tratar a los alumnos con respeto.

Wendy Barker, director ejecutivo del Centro de Historia de Escondido, cree que el tema de arte participativo del mural era una buena idea. “Queremos que nuestros ciudadanos tomen un papel activo”, dijo. “Somos un país de inmigrantes, y ya hay mucha división en la ciudad. La creatividad es una cosa buena y la intención de este mural era para ser temporal de todos modos.

“Cuando pasé por el mural por primera vez, deseaba que tuviera un lápiz para poder así agregar mis propios comentarios” dijo Barker. “Escondido ha intentado de promover el arte en lugar de callarlo.”

This entry was posted in Arts & Culture, Español, Galleries, Mercurio. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *