El Distrito Escolar Unificado de Escondido (EUSD por sus siglas en inglés) está descompuesto

Por Don Greene

Mientras que los maestros y administradores escolares están luchando a diario para educar a sus estudiantes con recursos decrecientes, parece que a los administradores de alto nivel les tiene sin cuidado el mal papel que han jugado al desperdiciar los recursos del distrito, mayormente el dinero, en una cacería de brujas en contra de uno de los miembros de la mesa directiva escolar.

El consejero Jose Fragozo, el único latino de la mesa directiva y el único demócrata, ha sido el objeto de la ira de sus compañeros del consejo, junto con el Superintendente Luis Ibarra y sus cuatro Asistentes al Superintendente.  El año pasado, el Superintendente y tres otros asistentes solicitaron una orden de alejamiento en contra de Fragozo.  Ibarra afirma que él fue intimidado por Fragozo y que temía por su seguridad y la seguridad de los otros empleados.  El juez del caso desestimó la petición citando una falta de evidencia que justifique que Fragozo era potencialmente peligroso.

Fragozo continua enfrentando cargos entablados en su contra por la Fiscal del Distrito (DA por sus siglas en inglés) Bonnie Dumanis por violaciones al código electoral.  Estos cargos emanan de una carta enviada hace tres años por la consejera Joan Gardner a la Secretaría del Estado solicitando una investigación sobre la residencia de Fragozo.  Gardner afirmaba que la dirección enlistada en la declaración electoral de Fragozo no era su residencia actual.  La Secretaría del Estado no encontró ningún crimen al conducir su investigación.  Pero, más recientemente, Dumanis ha decidido que sí hay algo que investigar.

Al perseguir a Fragozo, los miembros de alto rango en el EUSD han separado y desperdiciado el dinero de sus contribuyentes.  Para entablar y abogar en corte la demanda de la orden de alejamiento, el distrito contrató a Dan Shinoff, consejero legal del distrito.  El equipo de abogados de Shinoff le costó al distrito una incontable cantidad solo para terminar perdiendo el caso.  La investigación de la DA le está costando dinero a los residentes del Condado de San Diego al investigar un caso que ya ha sido investigado.  La mesa directiva y la administración de alto nivel deberían avergonzarse de sus acciones.

Pero no es así.

Y no es de sorprenderse que la expresidenta de la mesa directiva, Paulette Donnellon, se está postulando para un puesto en la mesa directiva escolar del condado (BOE por sus siglas en inglés).  Ella se ha unido a otros candidatos que están claramente postulándose en contra de la mayoría demócrata del BOE.  Estos candidatos están siendo apoyados por grupos como la California Charter School Association, cuyo objetivo es el facilitar que las escuelas chárter se establezcan en el condado y destruyan nuestras escuelas públicas.

De tener éxito, Donnellon se uniría al BOE y traería consigo a su grupo de administradores a una organización del condado que hasta ahora ha trabajado eficientemente.  De acuerdo a su página de internet, la Oficina de Educación actualmente trabaja para 780 escuelas y más de 500,000 estudiantes en el condado, incluyendo casi 10,000 estudiantes que se educan a través del sistema penal de menores y a través de otras escuelas en la comunidad.  Es una exageración pensar que con solo cuatro años de experiencia en la mesa directiva del EUSD, la Sra. Donnellon reuna los requisitos para este puesto.

Aparte de su historial, hay más de qué preocuparse; las acciones de la Sra. Donnellon  durante el juicio de Fragozo fueron altamente cuestionables.  La Sra. Donnellon, actuando como la presidenta de la mesa directiva escolar, autorizó el envío de una carta a más de 20,000 personas, entre ellas a los padres de familia del distrito, maestros, y administradores, “informándoles” de la solicitud de la orden de alejamiento en contra del consejero Fragozo.  Esto es sospechoso ya que nunca ha sido la norma del EUSD de comunicarse por correo con los padres de familia; siempre se les envía notas a sus casas con sus hijos estudiantes.  Pero para obtener el efecto deseado, en este caso, las cartas tenían que ser enviadas por correo.

En la carta no hubo mención alguna de que el caso iba a ser presentado en corte.  En la carta no se mencionó nunca que la orden de alejamiento era solamente temporal.  El lenguaje de la carta juzgó y condenó a Fragozo y alteró a los padres de familia, a los estudiantes, y a los maestros del distrito.

La esposa de Fragozo es una maestra que trabaja para el distrito.  Ella ha reportado que después de habérsele enviado la carta a los padres de familia, sus estudiantes la cuestionaron.  No hay otra posible justificación para haber enviado esta carta excepto para tratar de crear una percepción pública negativa de Fragozo y obtener apoyo para su postura en el asunto.

Ésta no es la clase de administración que necesitamos al nivel del condado.

Es hora de que la mesa directiva y los administradores de alto nivel del EUSD trabajen para resolver problemas que existen dentro de sus escuelas:  un mejor aprendizaje del idioma inglés, una mejor preparación para la educación superior, mejores aptitudes básicas.  Pero al contrario, parece ser que la Sra. Donnellon quisiera exportar su tipo de administración –intimidación y gastos innecesarios – al resto del condado.  Es hora de decir “¡Ya basta!”

This entry was posted in Español, Greene, Public Schools. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *